Soporte tipo J-Hook, hasta 14 cables Cat6, ideal para soportar cableado en los espacios de manipulacion al aire, Para instalacion en interior

MODELO: CHJ38EZ
Precio de lista: 137.39

Precio especial:
En existencia: 72 (confirme existencia antes de su compra)

Código Fiscal
***** Solo se maneja entrega a domicilio, no hacemos entregas en la oficina
**** Entrega inmediata en toda la zona metropolitana de Monterrey NL
*** Costo de envío $200 pesos Aplica solo en las ciudades donde tenemos presencia en compras mayores a 2mil pesos *Aplica restricciones acorde a volumen y peso
** Tenemos presencia en Chihuahua, Ciudad Juárez, Guadalajara, Toluca, Hermosillo, León, Gto. Los Mochis, Mérida, México Norte, México Sureste, Monterrey, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tijuana, Torreón, Villahermosa
* Costo de envío a convenir para el resto del país
Formas de pago: Transferencia bancaria o pago con tarjeta con un cargo del 5% adicional (5% no facturable)

Soporte tipo J-Hook, hasta 14 cables Cat6, ideal para soportar cableado en los espacios de manipulacion al aire, Para instalacion en interior Fijacion

width=1300

Fabricada en lámina de acero al carbón hasta para 14 cables Cat6.

Incluye:

 

  • 1 Hebilla para aseguramiento de cable.
  • 1 Placa con perforaciones para fijación.
  • 4 Tornillos cabeza hexagonal de 1/4 x 3/4.
  • 4 Arandelas planas de 1/4.
  • 4 Tuercas hexagonales de 1/4.

width=1000

Los J-Hooks (ganchos en forma de J) son dispositivos utilizados en el cableado estructurado y en la gestión de cables en general. Están diseñados para soportar y organizar los cables en un entorno de cableado, como un centro de datos, un cuarto de telecomunicaciones o un techo suspendido. Estos ganchos suelen estar hechos de metal o plástico y tienen una forma curvada que se asemeja a una J cuando se ven desde un lado.

Las ventajas de utilizar J-Hooks en un sistema de cableado estructurado incluyen:

Organización de cables: Los J-Hooks permiten agrupar y organizar los cables de manera ordenada, evitando enredos y caos en el cableado. Esto facilita la identificación y el acceso a los cables individuales cuando sea necesario.

Reducción de la tensión en los cables: Al sujetar los cables en su lugar y evitar que cuelguen libremente, los J-Hooks reducen la tensión y el estrés en los cables. Esto ayuda a prevenir daños en los cables y garantiza un rendimiento óptimo de la red.

Mejora de la gestión del espacio: Los J-Hooks se pueden montar en las paredes, techos o rieles, lo que ayuda a aprovechar al máximo el espacio disponible en un centro de datos u otro entorno de cableado. Esto es especialmente importante en instalaciones donde el espacio es limitado.

Facilita el acceso y el mantenimiento: Los J-Hooks permiten un acceso rápido y sencillo a los cables para realizar tareas de mantenimiento, reparación o reconfiguración sin tener que desordenar todo el cableado.

Cumplimiento de normativas y estándares: En muchas industrias, existen normativas y estándares específicos que regulan la gestión del cableado. El uso de J-Hooks puede ayudar a cumplir con estas regulaciones al mantener el cableado organizado y seguro.

Los J-Hooks son componentes esenciales en el cableado estructurado y proporcionan una serie de ventajas importantes, desde la organización y la gestión del espacio hasta la protección de los cables y el cumplimiento de las normativas. Su uso adecuado contribuye a mantener un entorno de cableado más eficiente y confiable.

 

width=1300